El despropósito de imponer un impuesto al Sol continúa