Tierra de electrones, el conflicto tras la producción eléctrica