Fabricantes de automóviles darán nueva oportunidad al volante de inercia

Una vieja tecnología podría hacer que los coches híbridos fueran mucho más baratos.

Los fabricantes Volvo y Jaguar están poniendo a prueba la posibilidad de utilizar volantes de inercia en lugar de baterías en vehículos eléctricos híbridos para ayudar a la aceleración y también contribuir a que los motores operen más eficientemente. Los dispositivos podrían reducir el consumo de combustible en un 20 por ciento y costarían un tercio de lo que cuestan las baterías. Volvo comenzará las pruebas de carretera de un coche con esta tecnología durante el otoño.

En un sistema de volante de inercia, la energía de las ruedas se utiliza para hacer girar el volante a altas velocidades. Este continúa girando, almacenando energía hasta que el movimiento puede ser transferido de nuevo a las ruedas mediante una transmisión. La idea no es nueva, aunque es difícil crear volantes eficientes,ya que una gran cantidad de energía se puede perder debido a la fricción. En 1982, por ejemplo, GM diseñó un sistema de volante de inercia para sus vehículos de 1985, aunque el proyecto se canceló después de descubrir que las mejoras de eficiencia de combustible eran menores a la mitad de lo que se esperaba. Los avances tecnológicos actuales hacen que los fabricantes de automóviles le den una segunda oportunidad. “La industria ha pasado de ser escéptica a pensar que es algo que se puede hacer, aunque existen desafíos enormes”, afirma Derek Crabb, vicepresidente de ingeniería de sistemas de propulsión en Volvo.

Los ingenieros que diseñan los coches de carreras de Fórmula 1 han tratado de superar los desafíos de un sistema de volante de inercia mediante el uso de materiales compuestos para ahorrar peso.

Una de las ventajas de los sistemas de volante de inercia sobre las baterías es su tamaño compacto. “La mayoría de híbridos con baterías proporcionan ráfagas de potencia de 15 a 25 kilovatios. El volante puede proporcionar 60 kilovatios en un paquete mucho más pequeño”, afirma Andrew Atkins, ingeniero jefe de tecnología en Ricardo. La desventaja es que los volantes no pueden suministrar energía durante mucho tiempo.

 

Fuente: TechnologyReview

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.