El vehículo eléctrico y las redes inteligentes frente al reto del cambio climático

El vehículo eléctrico puede ser una gran aliado de las renovables. Así lo entiende Greenpeace que el pasado martes organizó la jornada “Vehículo eléctrico y redes inteligentes frente al reto del cambio climático”. No obstante, si la recarga de los coches no se hace de noche, en horas valle de consumo, la oportunidad puede trastocarse en problema.

En la apertura de la jornada, el director Ejecutivo de Greenpeace, Juan López de Uralde, destacó la necesidad de ampliar el uso a gran escala de las energías renovables, imprescindibles para luchar contra el cambio climático y sustituir las energías fósiles y nuclear. “Necesitamos un nuevo sistema eléctrico y de transporte, más inteligente, en el que aprovechemos con la máxima eficiencia las fuentes de energía limpias de que disponemos y abandonemos lo antes posible las energías sucias. Estamos demostrando que las barreras no son técnicas, sino políticas”, dijo el director de Greenpeace.

La jornada reunió a los actores clave: Red Eléctrica de España, operador del sistema eléctrico y gestor de la red de transporte, el sector renovable, los fabricantes de automóviles y las empresas de tecnología.

Greenpeace ha elaborado dos informes relacionados con este debate: Renovables 24/7. La infraestructura necesaria para salvar el clima y Electricidad verde para los coches eléctricos. Desarrollo de recomendaciones políticas para aprovechar el potencial climático de los vehículos eléctricos.

Entre las conclusiones de estos informes destacan:

– Europa podría disponer de un suministro eléctrico fiable a todas horas, con un 90% de electricidad renovable en 2050 y sin ninguna necesidad de recurrir a centrales térmicas de carbón ni nucleares, gracias a la conexión de redes inteligentes locales y regionales con una superred de alta tensión.

– Construir redes inteligentes es una enorme oportunidad de negocio, especialmente para las compañías de tecnologías de la información. En Europa la inversión anual necesaria sería de alrededor de 5 mil millones de euros, menos de 5 euros al año por hogar.

– La electrificación del transporte es un paso importante para la mejora de la sostenibilidad del sector y ha de garantizarse la introducción de vehículos eléctricos inteligentes, que se recarguen con energía verde a través de una red eléctrica inteligente.

– La implantación de límites legalmente vinculantes más ambiciosos a nivel europeo a las emisiones de CO2 de todos los vehículos actuaría como impulso automático a la electrificación del sector del transporte.

Fuente: EnergíasRenovables


Analizaré más en profundidad este asunto y publicaré post relacionados en los próximos días.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.