España tendría 100% electricidad termosolar con el 0,85% del territorio

Las veintiuna centrales termosolares ya operativas en España ocupan una superficie de tan sólo 3002 hectáreas ( el 0,006% del territorio), según el mapa que con todos los datos del sector ha publicado en su página web oficial Protermosolar (www.protermosolar.com), la asociación que engloba a la industria termosolar del país, uno de los escasos sectores en que España mantiene el liderazgo mundial.

El Ministerio de Industria ha concedido autorización para la construcción de 61 centrales termosolares en once provincias, la mayoría de ellas en la mitad meridional del país. De esta cantidad, actualmente hay operativas veintiuna, con una potencia instalada de 852,4 MW; en construcción hay veintisiete, con una potencia de 1.302,5 MW; y preasignadas y aún pendientes de construcción, trece, con una potencia de 370,4 MW. Cuando en 2014 todas ellas estén conectadas a la red, España dispondrá de 2.525,30 MW termosolares repartidos entre seis tecnologías distintas.

Las 61 que estarán en servicio en el año 2014  ocuparán 112 km2 de superficie (como un cuadrado de 10,6 kilómetros de lado o el  0,02% del territorio nacional, cuya extensión es de 504645 km2, equivalente a un cuadrado de algo más de 710 kilómetros de lado) y generarán 7.298,25 GWh/año, suficientes para abastecer a 1.824.562 hogares .

Y si toda la electricidad generada en España en el año 2010  (280 TWh) hubiera sido obtenida en centrales solares termoeléctricas como las actuales,  habrían necesitado ocupar 4293 km2 (el equivalente a un cuadrado de 65,5 kilómetros de lado), extensión similar al 0,85% del territorio español (menos del 1 por ciento, cuando según los últimos estudios científicos las zonas con desertificación severa en España suponen el 29,3% de su superficie).

Por otra parte,  las veintiuna centrales termosolares operativas ya evitan la emisión a la atmósfera de 1.181.908 toneladas de CO2, según refleja el mapa de Protermosolar. Cuando todas las previstas estén en funcionamiento en el 2014 se evitará la emisión a la atmósfera de 3,4 millones de toneladas de CO2.

La termosolar es, junto con la biomasa, la única energía almacenable para ser utilizada en función de la demanda aun cuando no luzca el sol. Actualmente, la central con mayor capacidad nominal de almacenamiento es la de Gemasolar, operada por TorresolEnergy en Fuentes de Andalucía (Sevilla), con quince horas. Merced a esta capacidad de almacenamiento, Gemasolar se convirtió recientemente en la primera central termosolar del mundo que vertió electricidad de origen solar a la red durante veinticuatro horas consecutivas, sin interrupción.

Además de contribuir a paliar la elevada dependencia energética nacional mediante el aprovechamiento de un recurso inagotable como el sol, las centrales termosolares son las que más empleo generan, desde su fase de proyecto e ingeniería, pasando por la fabricación de sus equipos y la construcción en el emplazamiento, hasta su inauguración. Cada central de 50 MW da empleo durante todas sus fases (diseño, fabricación de componentes e instalación) a un promedio de 2500 puestos de trabajo equivalentes/año, según un riguroso estudio encargado por Protermosolar y que verá la luz en septiembre, y el 80% es valor añadido nacional.

 

SOBRE LA ENERGÍA SOLAR TERMOELÉCTRICA

La electricidad termosolar se genera mediante una máquina térmica similar a las centrales térmicas convencionales de carbón o gas, pero que se alimenta de una fuente energética renovable como es la radiación solar.

Tipos de plantas termosolares (click aquí)

El proceso de esta máquina térmica consiste, en líneas generales, en concentradores basados en espejos o en lentes que redireccionan la componente directa de la radiación solar para hacerla llegar a otra superficie de menor tamaño, llamada receptor-absorbedor, donde la energía radiante se convierte en energía térmica a alta temperatura, y ésta en electricidad para ser utilizada inmediatamente, o bien como energía almacenable en forma química o en forma de calor.

Las centrales termosolares cuentan con sistemas de almacenamiento térmico, lo que les permite funcionar más allá de las horas en que hay sol, llegando incluso a funcionar 24 horas al día. Además, esta tecnología permite hibridar con otros combustibles, como gas o biomasa, para mejorar así el rendimiento en periodos de baja radiación solar.

En el modelo energético de futuro la generación de electricidad a partir de la radiación solar es una de las opciones principales desde varios puntos de vista: el sol es el recurso renovable más abundante sobre La Tierra y España es un país con grandes posibilidades. El recurso –la radiación solar- es inagotable a escala humana y no contaminante, lo que ayuda a mitigar los efectos del cambio climático.

 

Fuente: Protermosolar

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.